Flexing, nueva forma de consumo

Para tratar de definir qué es el flexing, vamos a empezar por lo que no es: no es un leasing y no es un renting.

Un flexing es un leasing flexible, que permite al usuario tener cualquier objeto en propiedad por el tiempo que desee. La novedad: el flexing permite comprarlo en cualquier momento pagando la diferencia, sin necesidad de que termine el tiempo del contrato de alquiler y sin tener que pagar el cien por cien del precio del producto de nuevo. Tiene sentido, ¿no?

Vamos a poner un ejemplo, que en la vida todo se entiende mejor con ejemplos:

Necesitas un patinete eléctrico para ir a trabajar todos los días, pero tienes 20 años y 50 euros ahorrados porque, ya sabes, acabas de graduarte y es tu primer trabajo, así que todavía no te llega para comprarte uno. Entonces encuentras el flexing de Yakk, la mejor opción para ti. Tienes tu patinete de 500 euros por 25 euros al mes (¡es un ejemplo, amigos, recordad!).

Pasa un año y tu trabajo va bien, así que ya te ha dado tiempo para ahorrar un poco. Piensas en tu fiel patinete que te lleva a trabajar cada día, te encanta. Haces cálculos y, en un año, has pagado 300 euros del patinete, ¡más de la mitad! Entonces, con tus ahorritos, decides comprar el patinete pagando los 200 euros que quedan. Ya es tuyo para siempre, ¡viva!

Volvemos hacia atrás: pasa un año y tu trabajo no va bien, sino súper mega bien, genial, maravilloso. Te ascienden y empiezas a pensar a lo grande: ahora toca un coche. Desde este momento miras con otros ojos a tu patinete, no sientes lo mismo por él. Y tomas una decisión: ya no necesitas tu patinete, por lo que lo devuelves y te compras un cochecito apañado que te lleva al trabajo más rápido, aunque menos ecofriendly .

Entonces, ¿para quién es el flexing?

Nuestro flexing es perfecto para quienes busquen comprar un producto del que no estén seguros al cien por cien, ya que permite probarlo por un tiempo y decidir comprarlo o no, y para aquellos que necesiten financiarlo cómodamente.

¿Qué productos ofrecemos?

Nuestra ambición es que puedas adquirir con flexing cualquier tipo de producto, pero vamos poco a poco, por lo que hemos empezado por estos tres:

  • Movilidad: desplázate sin contaminar en patinetes eléctricos, bicis y motos eléctricas.
  • Tecnología: dispón de los mejores monitores y tablets para la oficina, o móviles y consolas para cuando salgas de ella .
  • Audiovisuales: elige entre drones, cámaras de fotos y vídeo focos y todo el material que necesites para rodar tu videoclip, hacerte youtuber o grabar tus vacaciones, tú decides.